miércoles, 29 de octubre de 2008

Historias de Pizarrón


CUAUTLANCINGO
Dubriel García Rodríguez

Una tarde de noviembre, cuando mi hermana me llamó para ir al panteón a llevarles flores a nuestros difuntos, comentamos cómo había cambiado el pueblo de aquel que conocimos de niños. Después de colocar las flores y mientras ella se quedó callada, tal vez rezando en silencio, caminé entre los sepulcros y descubrí algo que me dejó paralizado. No tuve fuerzas para lanzar un grito, y al punto del desmayo, trastabillé; alguien me tendió la mano y trató de auxiliarme; pasados unos minutos recuperé el aliento y la calma, y a manera de explicación empecé a contarle:
―Esto que te voy a narrar ocurrió hace muchos años en el pueblo. Los lugares perduran, aunque modificados por los hombres y el tiempo: la vieja escuela fue demolida y en su lugar se erige la presidencia municipal. Las personas no se sabe si en verdad existieron, pero están presentes en el imaginario social.
(...)
Todos los días por la mañana, luego de entrar, el maestro nos ponía a leer; no había libros de texto gratuitos, pero teníamos uno titulado Horizontes. Cómo me gustaba leer la historia de los nibelungos, el Cid Campeador, el Rey Arturo, la espada Excalibur. A veces, el maestro hacía concursos de lectura rápida: te ponía a leer durante un minuto y cuando se cumplía, ¡zas!, golpeaba la mesa con el borrador y se contaban las palabras; Hortensia obtenía el primer lugar y yo el segundo. Siempre me intrigó saber cómo lograba leer tan rápido, algún secreto había de tener. Durante el recreo ibas a la caseta de don Tomás. Ahí vendía muy barato: dulces, frutas, chicles, pepitas y “güesitos” de capulín. Tenía un hijo que iba en mi grupo, llamado Agrícolo; a veces no nos cobraba las golosinas. Si nos portábamos bien, el maestro nos contaba un cuento de su amplio repertorio, casi uno diario. Me acuerdo de La Princesa de los Cabellos de Oro, el Príncipe Feliz, Componte mantelito, y Hoichi, el desorejado; también nos ponía a entonar una canción popular de Severiano Briceño:
Llegaron los camperos
con sus guitarras
cantando alegres.
Vienen por los esteros
entre zacate verde
lejos se pierden en los potreros.
Llegaron los camperos.
Cuando llegue la noche
la luna va a alumbrar,
por el claro del monte
lejos se ve llegar.
Una casa de adobe
se esconde en el breñal
ahí está mi campera
la que me va a esperar
En los caminos, cuando te encontrabas con otras personas les debías decir “adiós”, aunque no las conocieras, y ellas te respondían igual, pero cuando se encontraban personas adultas se saludaban de distinta manera: “Buenos días, ¿cómo está usted?, yo muy bien, para servir a usted y a la Santísima Trinidad”, al mismo tiempo se quitaban el sombrero. Otras veces encontrabas a unos toros negros a toda carrera, mugiendo, arreados por sus pastores, me provocaban tanto miedo que rápidamente subía a los bordos y me ocultaba tras un árbol, en tanto mi mano sujetaba con fuerza la espada Excalibur, por si acaso.
(...)

En Cuautlancingo había altavoces tocando música durante el día, también servían para dar mensajes: “se les comunica a todas las personas que en la casa de don Maximino se están vendiendo chicharrones” o, “la siguiente canción está dedicada para el joven Ricardo, que hoy cumple años, de parte de sus padrinos, que mucho lo quieren”. Estos avisos se decían como cantando y había que tener el estilo para anunciarlo; así transcurría la monotonía de la vida en una sucesión de épocas del año: labranza de la tierra, siembra del maíz y cosecha.

De algunas casas pendía una franela roja para indicar que ahí se vendía pulque, bebida del pueblo por excelencia. A veces podías encontrarte a doña Dorotea, tirada en los surcos de la milpa porque se había echado sus pulques, y ya no podía llegar a casa por sí sola.

Un día, jugando al “toro destoque”, un compañero me rompió la camisa y casi lloro, el maestro lo regañó, pero yo seguía con la camisa rota, y eso era una desgracia para alguien que sólo tenía dos camisas; pensaba en la reprimenda de mi madre. Algo vino a salvarme: “Si quieres te la remiendo” ―escuché una tierna voz―, era mi Hortensia, quien ya hurgaba en su cajita en busca del hilo y de la aguja.

(...)

martes, 28 de octubre de 2008

Invitación de la revista Cero en conducta

Estimado Dubriel García Rodríguez, por considerarlo de su interés le enviamos la siguiente información.

Reciba un cordial saludo. 0enC


El Departamento de Investigaciones Educativas
del Cinvestav-Sede Sur

invita al

FORO

Las reformas educativas

en el nivel básico

Jueves 6 de noviembre del 2008
de 10:00 a 18:00
hrs

En el auditorio de la Sede

Dr. Julián E. Villarreal

Coordinación general
Justa Ezpeleta

die@cinvestav.mx

www.cinvestav.mx/die/

Programa

MESA 1

¿DIVERSIDAD Y EQUIDAD EN LA EDUCACIÓN BÁSICA?

Olac Fuentes Molinar

Investigador independiente

Sylvia Schmelkes

Universidad Iberoamericana

Elsie Rockwell

DIE-Cinvestav

MESA 2

¿CAMBIOS DESEABLES EN EL PROCESO EDUCATIVO?

Yolanda de la Garza

Universidad Pedagógica Nacional

Etelvina Sandoval

Universidad Pedagógica Nacional

Raquel Barcenas

Especialista en Educación preescolar

MESA 3

LOS ACTORES DE LA POLÍTICA DE EDUCACIÓN BÁSICA: ¿DEMOCRATIZACIÓN? ¿PRIVATIZACIÓN?

David Calderón

Mexicanos Primero A.C.

Roberto Rodríguez

Investigador independiente

Pedro Flores Crespo

Universidad Iberoamericana, Santa Fe

Entrada libre. Cupo limitado.

Informes e inscripciones:
Sra. Juana García Medina:
5483 2800 ext. 1089

De 9:00 a 15: 00 hrs

Calzada de los Tenorios 235

Colonia Granjas Coapa

C.P. 14330, México, D. F.

Teléfono: 54 83 28 00

Fax: 56 03 39 57

die@cinvestav.mx

www.cinvestav.mx/die/
Dubriel dice:
Gracias por la atención.



La propuesta petrolera

Dubriel dice:
No se mucho sobre la industria petrolera pero si es así, entonces este apartado de la Ley es un peligro sobre México.

domingo, 26 de octubre de 2008

La Jornada semanal


La venganza de los libros
Jorge Moch
tumbaburros@yahoo.com

Para Ana María Jaramillo, Toño Malpica, Gerson Gómez y Armando Alanís

Los libros, y eso es algo que los escritores sabemos, lamentamos todos los días, mascullamos a cada rato, tienen perdida contra la televisión la eterna batalla por el afecto del hombre. Aquella, ya vieja –aunque nunca tan vieja ni sabia como los libros, pero sabedora de cómo pueden enajenar al escéptico las turgencias de la imagen y el sonido– astuta y mañosa, creadora y artífice de pociones publicitarias y argucias de la psique que a menudo involucran oscuros rinconcillos del alma humana como, por ejemplo, la concupiscencia en los lujuriosos, el hambre de sangre en los violentos o la pura evasión de la realidad en los de carácter frágil, enamora al respetable con esas pócimas de artificio espectacular y seducción hipnótica como si fuera, ella sola, verdadera, profetizada babilónica meretriz experta en eso de embaucar. Y el hombre invariablemente cae en su red. Acá en México la red es de ojo estrecho, de arrastre, de ésas que no dejan casi nada fuera de su redil maldito.


Mientras el libro languidece en los estantes con el cuentagotas actualizado de dos punto siete libros leídos por mexicano, o algo así, la televisión se atiborra con una cucharada media de cuatro a seis horas diarias en promedio de televisión para cada quien. Si nos fijamos en la porción femenina, ésta crece a tamaño sopero, porque las telenovelas siguen siendo las reinas del hogar. Si volteamos a ver la cucharilla de los niños nos vamos de espaldas en un perol: contando los fines de semana, los escuincles se atiborran hasta cuarenta hebdomadarias horas de caricaturas, telenovelas, series policíacas (aunque no sean para niños), partidos de fut, programas de concursos, algunos noticieros faranduleros y cutres con que aprender a chismorrear estupideces, las telenovelas que atrapan a sus madres y abuelas y nanas, y hasta noticieros de los otros, de los que llevan el recuento diario de los descabezamientos y los tiros de gracia en las calles de esta pacífica nación en que nada pasa y si pasa, pasa pronto.


Pero desde hace unos años, en apartados rincones, disociados hasta ahora, inconexos hasta ahora, los libros, esos eternos insurrectos, se han vuelto levantiscos, van alistando armas, levantando ámpula, suponiendo una nota incómoda para el monopolio de la poca inteligencia colectiva que la pantalla chica cree tener del todo dominado. Los libros tienen ferias. Y se llenan.

Allí de agosto, de septiembre y hacia fin de cada año, con inusitadas erupciones en abril o mayo, como sucede en Oaxaca, han ido perfilándose esas ferias de libros que ya, para hoy, suponen una especie de circuito venturoso, un espacio sí, nunca tan multitudinario como el del público de la televisión, pero donde afortunadamente vemos gente, a mucha gente interesada en levantar el culito del sofá de su casa y olvidarse del control remoto para ir a ver libros. A ver, en principio, porque ir a comprar libros está penalizado, es anatema financiero para muchas familias, cuando supone dejar de comprar frijoles para sumar páginas a la casi siempre anémica, muy anémica biblioteca familiar. Pero la intención es lo que cuenta y, por lo pronto, allá en un horizonte de utópica felicidad, está también la intención de un día redescubrir las delicias de la lectura para sumergirse, muchos de ésos que por ahora sólo miran y suspiran y luego vuelven a desparramarse en un sillón para prender la tele, en la proverbial lectura de un cuento de Arreola, de un poema de Gutiérrez Vega, de una novela de Mendoza, de cualquiera de los magníficos, nutritivos libros de cualquiera de los prolíficos escritores mexicanos, latinoamericanos o españoles, o en cualquier traducción de cualquier autor de tantos, tantísimos que iluminan la historia y el mundo con su sapiencia, su socarronería, su cariño o su simple, antiséptica mala leche.

En Oaxaca, Jalapa, Los Mochis, Puebla, Monterrey, Ciudad de México, Mérida, Guanajuato y otras ciudades mexicanas se han ido institucionalizando esas ferias y festivales que, para culminar el cierre de año con la descomunal Feria Internacional del Libro de Guadalajara, suponen afortunada trompada a la estupidez, sobre todo a la que representa la televisión mexicana. Y no queda sino desear con todo el corazón que esas ferias, esas semanas afortunadas se traduzcan de manera impepinable en un descontón, de la escala que sea, al rating por el que tanto suspiran, intonsas y febriles, las dos principales testas del nauseabundo duopolio televisivo que tanto padecemos en este apachurrado país.

sábado, 25 de octubre de 2008

Cuerpo humano





Dubriel dice: se sugiere ver en pantalla completa y prender sus bocinas

Cuatro Ciénegas ¿Área Natural protegida?

Norma Hernández dice:
Hola a todos


Por este medio quiero solicitar a todos mis amigos y
colegas para que juntos participemos para evitar una
catástrofe ecológica más de la que IGUALMENTE nos
arrepentiremos. Se trata de la destrucción de LA
RESERVA NATURAL DE Cuatro Ciénegas Coahuila, México.

Lo único que SE SOLICITA es que anexen su nombre y
lugar de residencia para PROTESTAR.
Al llegar a 200 firmas lo enviaremos a SEMARNAT. Si
eres el correo 200, por favor mándala al secretario:
c.secretario@semarnat.gob.mx

Lo que tienes que hacer es copiar este texto, pegarlo
en un mail nuevo -no olvides añadir tu nombre al final
de la lista- y reenviarlo a tus contactos

Cuatro ciénagas ¿Área natural protegida?

El 11 de noviembre de 2002 denunciamos aquí cómo una
joya natural del estado de Coahuila, México se
encontraba en peligro: Cuatro Ciénegas cuya ecología
no ha cambiado en más de 35 mil años ni ha tenido
alteraciones geológicas en millones más.

En 1984 el gobierno federal declaró Área Natural
Protegida a las más de 80 mil hectáreas que integran
el valle por tratarse de un humedal muy frágil de
extraordinaria riqueza biológica, único en el mundo
que alberga 77 especies que sólo allí existen: Peces,
invertebrados, tortugas, reptiles, virus, algas y
bacterias.

El ambientalista Francisco Valdés Perezgasga afirma
que las pozas de Cuatro Ciénegas son especiales por
mantener una cadena alimenticia análoga a la de hace
550 millones de años, porque sus microorganismos
tienen afinidades con especies marinas que
posiblemente sean descendientes directos de los
antiguos mares someros de la zona.
Además, se adaptan para vivir en condiciones extremas,
como la carencia casi total de fósforo en sus aguas y
la alta incidencia de radiación solar. Por eso la NASA
considera a Cuatro Ciénegas uno de los pocos
'ecosistemas modelo' que permiten entender la
evolución de la Tierra primitiva y diseñar estudios en
torno a la posibilidad de vida en otros planetas, como
Marte. Dada esa riqueza, Cuatro Ciénegas equivale en
tierra a lo que son las islas Galápagos, según revela
el investigador Luís E. Eguiarte, pues ambos lugares
son un laboratorio sobre la evolución de las especies.
En las Galápagos, las aves, los reptiles y las plantas
se adaptan con el tiempo a diversas condiciones y dan
lugar a nuevos linajes y especies. Fue allí donde
Darwin pulió su teoría de la evolución.
En el tesoro mexicano en cambio -explica Eguiarte-
existen pozas, ríos y lagunas aisladas entre sí por el
desierto, donde habita enorme variedad de organismos
acuáticos y se localizan los rastros vivientes más
antiguos de la vida sobre el planeta: Los
estromatolitos. Pero en 2000 se comenzó a extraer agua
de una zona aledaña a Cuatro Ciénegas, Valle Hundido,
y de áreas vecinas, como Ocampo-Calaveras, entre
otras, para sembrar alfalfa destinada a la ganadería y
se eliminó su vegetación original para nivelar los
terrenos y cultivar forraje. La extracción, promovida
por empresarios de La Laguna , está causando daños
incontables como bien detalló la maestra Valeri Souza
a la reportera Angélica Enciso ( La Jornada ,
12/8/06).
Entre otras cosas, sostiene que el nivel del agua en
el área natural desciende notablemente; se secaron ya
humedales y canales que contenían especies únicas y
hay agrietamientos por falta de agua en el subsuelo.
Pero el gobierno en vez de defender el área natural
protege a los empresarios del grupo lechero LALA
(responsable de abatir el manto freático de La Laguna
) y dice que el acuífero de la región es ilimitado. De
30 pozos de extracción en funcionamiento hace tres
años, hoy son 80, y pronto serán muchos más.
Para colmo, se proyecta explotar el yeso en plena área
natural, de lo cual dio cuenta en estas páginas Enciso
( La Jornada , 7/8/06). Ese negocio fue autorizado por
la directora del área y ex presidenta municipal de
Cuatro Ciénegas, Susana Moncada. Este sexenio ha sido
de lucha de los centros de investigación, científicos
y organizaciones sociales para salvar a
Cuatro Ciénegas de la destrucción total y que sea
ejemplo de la política de conservación del país.

De antemano, muchas gracias por tu participación.


1.Manuel Torres Avila. México D, F.
2. Fernando Contreras Catala D.F.
3.Ivettecruz De La Garza D.F
4. Genoveva Trejo Macías, D.F:
5. Matías Domínguez Laso, Qro.
6. Yadira Gómez Hernández, Quintana Roo
7.Iván Restrepo D:F:
8. Jorge Fregoso Toledo D:F.
9. Susana Alcázar Leyva, Santigao De Querétaro, Qro.
10.- Adriana De Leon Santiago De Queretaro, Qro .
11. Francisco Núñez Montes, Santiago De Querétaro,
Qro.
12.- Anna Georgina St.Clair Ejerhed, Santiago De
Querétaro.
13.-María Antonieta Eguiarte Fruns, Querétaro, Qro.
14.- Ella Vázquez Domínguez, México df
15. Ma. Fernanda Figueroa Díaz, México, D.F.
16. Irene Sánchez Gallen, México, D.F .
17. Eunice Juárez Tapia, México, D.F.
18. Juan Carlos Flores Vázquez, México, D.F.
19. Silvia Castillo Arguero
20. Jazmin Aguilar Medina
21.Ariadna Alvarez Murillo, México, D.F.
22.-Bruno I. Islas V.
23.- Nubia Morales México, D.F.
24. Elizabeth Fuentes Romero, México, D.F.
25. Violeta Bautista Alvarado, México, D.F.
26. Maricel Portilla Aonso, México D.F.
27. Horacio De La Cueva , Ensenada, B.C.
28. Ada Sosa Nishizaki, Naucalpan, Edo. Méx.
29. Lorena Sosa Nishizaki, Naucalpan, Edo De Méx.
30. María Luisa Sánchez Mijangos, Naucalpan, Morelos.
31. Guadalupe Pérez Oseguera. Distrito Federal.
32. Leonora González Torres, Cuernavaca, Mor.
33. Rosa María Torres Bustillos. Distrito Federal
34.- Ana Rosen. Distrito Federal
35.- Mariana Barreda Marin, Cuautla Morelos
36.- Lariza De Orbe, Cuautla, Morelos
37.- Eulalio Castillo Gerardo, Cuautla Morelos
38.- Barbara Martínez Morenos, Cuautla, Morelos
39.- Sinaí Arce, Cuautla Morelos
40.- Diego Ayala, Cuautla, Morelos
41.- Omar Ayala, Cuautla, Morelos
42.- Alejandra Serrano Bello, Cuautla, Morelos
43.- Martha Elsa Bello Moctezuma, Cuautla, Morelos
44.- Efraín Serrano Medina, Cuautla, Morelos.
45. Carmen De La Vega , Cuautla, Morelos
46. Elia García Del Río, Tlayacapan, Morelos.
47.Daniel Czornyj, Tlayacapan, Morelos
48. Manuel García , Tlayacapa Morelos
49. Mría José Con , Puerto Morelos, Quintana Roo
50. Julia Con Uribe, México Df
51.- Ariel García, México D.F.
52. Shanti Lesur, Cuernavaca, Morelos
53. Evelia Perezgasga Ciscomani
54. Georgette Caamaño Peñas, México D.F.
55. José Antonio López TerceroCaamaño. México D.F
56. María José Bueno Pérez, México D.F.
57. Azul Alzaga Magaña, México D.F.
58. Frida Jacobo Herrera, México. Df
59. Nadia J. Jacobo Herrera, México, Df
60. Mariana Mendia Mejía, D. F.
61. Eduardo Reyna Villela, Saltillo Coahuila
62.Karina Martinez Villarreal, Saltillo Coahuila.
63. Elizabeth Villarreal , Monclova Coahuila.
64. Ana Maria Aguilar, Monclova, Coah
65.Consuelo De La Cruz Medina
66.- José Lemus Allende, Poza Rica, Ver.
67.- Efrain Gomez Galarza, Monclova Coahuila.
68.- Lluvia Guadalupe Ramírez Fabela, Monclova,
Coahuila
69: Adriana Isabel Quintero Reyes... Frontera Coahuila
70.-Francisco David Palos Pizarro. Frontera Coahuila
71.-Hector Garza Martinez, Monclova Coauhila
72. Daniela Hidalgo Carmona, Monclova, Coahuila
73. Juan Carlos Hidalgo Carmona, Monclova Coahuila.
74. Jose Roberto Ramirez Tenorio
75. Claudia Arellano Ramos, Saltillo, Coahuila.
76. Irma Isyemille Lara Haitt, Saltillo, Coahuila
77.- Eduardo Guajardo Elizondo.- Sabinas, Coahuila
78. Carlos E. Guajardo Rdz. - Monclova, Coah.
79; Victor M. Diaz Miron Rdz - Monclova, Coah.
80. Federico J. Reyes V.- Monclava, Coahuila
81.-Lety Gonzalez De Villarreal Monclova, Coahuila
82.-Carlos Alan Villarreal Gonzalez Monclova, Coahuila
83.-Efrain E, Cantu Monclova Coah.
84.- Blanca Nelly Garza Monclova Coah.
85.- Ana Sofia Cantu Monclova Coah.
86.- Martha Alicia Rendón, Monterrey, Nuevo León
87.- Fernando Guzmán Quiñones, Monterrey, Nuevo León
88.- Melissa Guzmán Rendón, Monterrey, Nuevo León
89.- Aida Guadalupe Aguilar Barboza - Monclova,
Coahuila
90.- Jesus Javier Garza Villarreal - Monclova,
Coahuila
91. Alejandra Huerta De Leon - Monclova, Coahuila
92.- Lorena Villarreal Garza, Monclova, Coahuila
93.- Aída Mandujano González, Monclova, Coahuila
94.- Tanya Salas Flores Monclova, Coahuila
95.- Juan Balleza Uvalle
96.- Francisco Javier Martínez Garza, Monterrey, Nuevo
León.
97. Laura López Rivera, México, D.F
98. Hilda Ramírez Vázquez, México, D.F
99. Luis Eduardo Sánchez Torres
100. Angélica Alucema M. D.F.
101. Liliana Berthely Aldana Mexico D.F.
102. ROCIO RUZ ARIAS MÉXICO D.F.
103. Omar Cataño Gorostieta Edo. Mex.
104. Gabriela Herrejón Mesta México, D.F.
105. Iliana I. Herrejón Mesta, México, D.F.
106. Ofelia Mesta Aguilera Mexico, D.F.
107. Sebastián Domínguez Donís, Cuernavaca, Mor.
108. Martha Donís Galindo, México, D.F.
109. Alicia García Bergua
110. Carlos García-Tort
111. Antonio Serrano - México D.F.
112. Enrique Singer México D.F.
113. Agustín Meza - México, D.F.
114. Atenea Chávez Viramontes.-México D.F.
115. Alejandra Chacón. México D.F..
116. Elia Domenzain, México
117. Laura Lechuga , México, D.F.
118. Oscar Tarragó, Atlanta, GA, EUA
119. Adriana Durán, Tula, Hgo., México
120. Irma Juárez Hidalgo, México
121. Esther Padilla Hermosillo Sonora
122. Maria Luisa Torregrosa, DF. México
122. Luís Torregrosa Armentia Xalapa, Veracruz, México
123. Martha Torregrosa Armentia, Saltillo, Coah.
México
124. Martha Patricia Romero Rascòn.
125. Alberto Elías Sánchez. San Luís Potosí
126. Cesar Octavio Lugo, San Luis Potosi, S.L.P.
127. Jannen Contreras Vargas, México D.F.
128. Mónica Ruiz Hernández, Mexico DF
129. Mariana Ruiz Hernández, Mexico DF
130. Octavio Mejia Cortes, Mexico DF
131. Rosario Verea Nava Mexico DF
132. JAVIER AMADO GRANADOS Mexico D.F.
133. Lourdes de Cervantes Navarro, Mèxico,D.F.
134. Diana Marchal Valencia, México, D.F.
135. Alejandra Romo López, México, D. F.
136. Rocío Canudas, México, D.F.
137. Ana Palacios Canudas, Mexico, D.F .
138. Humberto Castillo Hernández, México D.F.
139. Maritza Castillo Guajardo, México D.F.
140. Josh Jiménez Jiménez, Mexico D.F.
141. Cesar Gonzalez Luna, Mexico, D.F.
142. Lupita Guillén Mandujano, D.F.
143. Raul Hernandez Valdes, D.F.
144. Ana Romero. México, D.F.
145. Citlali Ruiz O. México, D.F.
146. Liliana Mascareñas, México, D.F.
147. Fco. E. Mascareñas del Angel. Alamo, Ver
148. Hortencia Mascareñas del Angel. Cancún, Q. Roo
149. Marìa Guadalupe Parres Còrdova, Cancùn, Q. Roo
150. Priscilla Galan, Mexico D.F.
151. Oscar Limón, México D.F.
152. Corina Orlando, México, D.F.
153. ZAIDA DURAN, MEXICO, D.F.
154.- Rebecca Aguado, méxico DF
155.- Lilia Correa Greaves.
156.- Norma Iturbe, México
157.- Álvaro Soberanes Santin, Veracruz
158. María Morett. México D.F
159.- Marie Goulet Estado de México
160. Jerónimo Goded, México Df
161.- mare gomez méxico, d.f.
162. Ma. Mercedes Monroy de Tourné, México, D:F:
163. Julio Tourné Piquer
164. Angelica Enciso Mexico DF.
165. José Alonso México, D.F.
166. Isabel Alcocer México, D.F.
167. Alfredo Tapia Naranjo, Celaya, Gto.
168. Rosa Navarrete, México, D. F.
169, Ernesto Moreno Martinez Queretario, Qro
170 Mariano Mendoza Elos, Celaya, Gto.
171 Jose Mayolo Juárez Goiz, Celaya, Gto.
172 Isaac Andrade Gonzalez, Tlajomulco de Z., Jal.
173 Alejandra Chávez Rodríguez, Tlajomulco de Z., Jal.
174. Yolanda Nolasco Gonzalez, Xalisco, Nayarit.
175. Belinka González Fernández, Puebla, Pue.
176. Hortensia Fernández Fuentes. Puebla, Pue.
177. Rafael Pérez Molina. Monterrey, N.L.
178. Adriana María Flores Pérez, Puebla, Pue.
179. Francisco Javier Farfán Sánchez. Puebla, Pue.
180. Norma A. Hernández Corona, Puebla, Pue.
181. Dubriel García Rodríguez, Puebla Pue.

Dubriel dice: Ya me agregué a la lista.

Historias de pizarrón

TODO POR UN COCHINO

Ruperto Téllez Sampedro

(...)

Bajo el chipi chipi del atardecer y la neblina cubriendo los hermosos parajes, el maestro y un viejo campesino toman café en unos jarros desgastados, mientras comentan la dura jornada del día. De repente se levantan exaltados al ver varias siluetas caminar hacia ellos: la más alta y fuerte trae cargando a un hombre. El maestro siente un escalofrió recorrer todo su cuerpo, se queda mudo al mirar la camisa de manta empapada de sangre.

No sale de su asombro, cuando llega corriendo una señora con el rostro desencajado y los ojos humedecidos por el llanto.

― ¿Quién fue...? ¿Quién mató a mi hijo…?

―Espérate Lupe, no te preocupes, el maistro nos va ayudar ―contesta el viejo campesino.

El maestro nunca en su vida ha tenido una experiencia tan impactante; se queda paralizado por un momento, luego reacciona

― ¿Qué sucedió? ¿Qué es esto?

Con voz temblorosa le responde el hombre más viejo del grupo.

Maistro, queremos que nos ayude, sabemos que usted es leído y escribido y sabe de estas cosas, porque las ve en los libros que lee.

Tembloroso se dirige a ellos diciéndoles:

― ¿Por qué no lo llevan con un doctor? ¡Este hombre se va a morir! ¡Por favor, llévenlo rápido!

Con lágrimas recorriendo sus mejillas, la humilde mujer responde:

Maistro, es que el doctor está a un día de camino, la curandera salió y llega hasta pasado mañana, sólo usted puede salvarlo.

Meten al herido al salón de clases y lo colocan sobre el frío piso, esperando la reacción del maestro. Éste, con el miedo ante una experiencia de ese tamaño, toma el cántaro del campesino y le da un sorbo de aguardiente que le quema la garganta.

Teme decirles que no puede ayudarlos pero, al mirar su angustia y el sangrado abundante, improvisa un torniquete.

Les dice tembloroso:

―Esto le va ayudar para que aguante y el doctor lo cure.

No hay respuesta, su miedo se acrecienta; el herido no deja de quejarse como una mujer a punto de parir cuando le pone el trapo y empieza a apretarlo. Sus gritos son desgarradores, un señor se inclina y levanta el cántaro.

― ¡Échate unos tragos de aguardiente pa’que aguantes!, el maistro sabe lo que hace.

Le dicen palabras de aliento. Tiene la pierna destrozada y su sangre brota como el agua de la tierra, formando un riachuelo que corre desde el muslo hasta el suelo. De pronto pierde el conocimiento.

Se escuchan sollozos y palabras dolientes de la madre.

― ¡Me mataron a mi’jo!

El maestro se siente desesperado, aun así, muestra serenidad para dirigirse a la señora.

―No se preocupe doña Lupe, sólo sufrió un desmayo, llévenlo inmediatamente al doctor.

Con humildad le dan las gracias y parten camino abajo con antorchas encendidas.

― ¡Llévenlo lo más rápido posible! ―grita el maestro.

En coro le responden:

―Si maistro, gracias

(...)

viernes, 24 de octubre de 2008

Líderes a favor de la ACE


A la izquierda, Rafael Ochoa, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE; atrás, Eric Lara, drigente de la sección 23, y a la derecha, Cirilo Salas, líder de la sección 51 / Rafael García Otero

Reunión de inspectores

El director de la escuela







Como estaba planeado, hoy se efectuó la reunión estatal de inspectores de escuelas secundarias técnicas. La sede fue la EST No. 47 de Santiago Miahuatlán.

miércoles, 22 de octubre de 2008



ENTREVISTA

Entrevista a Inés Aguerrondo (III Congreso Internacional de Innovación Educativa)
de Roberto Del-Valle Vidal - miércoles, 22 de octubre de 2008, 05:36

ines_aguerondo.jpg

(1) Licenciada en Sociología por la Universidad de Buenos Aires, especializada en planeamiento educativo en los EE.UU. y Europa. Ha sido consultora internacional para organismos como Banco Mundial, OEA, PAHO y UNESCO. Es autora de numerosos artículos educacionales y libros: “Revisión de la escuela actual”, “Una nueva educación para un nuevo país”, “El planeamiento educativo como instrumento de cambio”, entre otros. El PREDE/OEA acaba de publicar en su colección Interamer, su último estudio, “Escuela, fracaso y pobreza: ¿Cómo salir del círculo vicioso?”. Actualmente es Subsecretaría de Programación y Gestión Educativa en el Ministerio de Cultura y Educación de Argentina y Profesora Titular de Planeamiento Educativo en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

La entrevista fue realizada por el Mtro. Noel Angulo, especialista en redes de colaboración, en el Centro de Formación e Innovación Educativa, del Instituto Politécnico Nacional, México.
Trayectoria


1. ¿Por qué hablar del cambio en la educación?

Vivimos en una sociedad en cambio permanente. Pero este cambio, lejos de ser similar al que tradicionalmente ha existido en todo entorno social, tiene hoy una característica distintiva: más que un cambio es una mutación. La sociedad del tercer milenio es intrínsecamente diferente de la que dio origen a los sistemas educativos que todavía subsisten. De ahí la crisis estructural que vivimos en la educación a lo largo de todo el mundo.

En la actualidad se transita más allá de la crisis educativa hacia una verdadera mutación, que se evidencia en una serie de crisis superpuestas. Vemos las crisis en la superficie y, por debajo, la mutación se produce sin darnos cuenta. Hay una transición de etapas en la modernidad y algunas instituciones que fueron útiles en un momento, ahora no lo son, lo que produce incertidumbre y entonces “casi la única certeza que tenemos es que lo que tenemos, como está, no sirve: la estructura de la escuela viene de un mundo que ya no existe”. (García Huidobro)

domingo, 19 de octubre de 2008

Comentario




holazps yo soi uno de los concursantes del concurs... holaz

ps yo soi uno de los concursantes del concurso de baile y la verdad no se me hice justo que ganara el jalisco serrano se me hizo un fraude enserio para ser exactos spy uno de los que bailaron yucatan los del tercer lugar
era par un primero o ya el segundominimo nop???

pero en fin por que ya ni se puede hacer nada en fin yo ya ni voy a bailar ya hice historia jujujuju
en fin espero que suba mi foto la del chico que dijo la ¡bomba!

hola

ps yo tambien soi un concursante del concurso de baile y ps la vdd
no me gussto para nada que ganara la escuela sede todo se ve muy raro
pero ps haya ellos o los jurados la neta san jorge bailo mucho mejor que los de la tec.50 no se obvio soi de la tec.102 los de la boda de yucatan ps quienes mas la vdd ese baile de jalisco serrano no me gusto para que ganara me gusto mas la costa chica
pero en fin ya que puedo hacer
y ps espero que vea mi comentario y no lo tome a mal y ps ya no puedo hacer nada de nada porqe ya paso y perop ps apenas encontre el blog pero ni modos
ok me despido


Dubriel dice: Gracias por escribir. No encuentro en mi archivo la foto del alumno que dijo la bomba, mientras subo estas.

sábado, 18 de octubre de 2008

SECCIÓN 23 DEL SNTE


De la Jornada de Oriente

Se manifiestan 30 mil maestros poblanos contra Gordillo y sus dirigencias seccionales.


Fracasó campaña de miedo para frenar la movilización magisterial

Intolerancia Diario
Fotos:::
Víctor Hugo Rojas Rodolfo Pérez




Comentario

Isaac dice:

HOLA
PARTICIPE EN EL CONCURSO DISTRITAL DE CONFRONTACION ACADEMICA EN EL 2006 Y ME GUSTARIA SABER EN QUE LUGAR QUEDO LA TECNICA 11 "MANUEL SANDOVAL VALLARTA" PORQUE A MI ESCUELA NUNCA LLEGARON LOS RESULTADOS, ESPERO Y ME PUEDAN AYUDAR.
MI CORREO ES: rocket_fenix@hotmail.com
HOLAPARTICIPE EN EL CONCURSO DISTRITAL DE CONFRONT...


Dubriel dice:
Gracias por escribir.
Lo siento no tengo la información. hace dos años la Dirección General de Educación Secundaria Técnica (DGEST) dejó de organizar los concursos nacionales, estos se organizan ahora en cada entidad federativa. La información que requieres está en tu entidad federativa.
Ojalá y alguien nos pueda ayudar.


viernes, 17 de octubre de 2008

Comentario

Anónimo dice:
maestro Salomé yo ya quiero que regresen a clases habemos muchos padres que si los apoyamos a ustedes y no hemos mandado a nuestros hijos a clases lo vamos a hacer hasta que regresen.

Dubriel dice:
Gracias por escribir, seguramente a los maestros les dará gusto saber que los están apoyando, en reciprocidad, creo que buscarán la manera de enseñar mejor a sus hijos.

jueves, 16 de octubre de 2008

Historias de pizarrón

VICTORINO

Silvia Castro

(Fragmento)

Por los años sesenta llegó a trabajar a la escuela una maestra con todo el entusiasmo de los recién egresados de la normal, con la cabeza llena de técnicas de la enseñanza y teorías de organización escolar. Era profesora de 45 niños de primer año interesada en que todos aprendieran a leer. Desde el inicio hubo un niño que llamó su atención porque su estatura denotaba mayor edad, tenía sus mejillas muy coloradas, siempre estaba sonriente y aunque portaba el uniforme escolar, a diferencia de los demás, usaba huaraches de suela de llanta. La maestra veía cómo sus compañeros lo buscaban, le daban tortas bien preparadas con jamón y mayonesa o chorizo y aguacate, a cambio de unos tacos de tortillas recién hechas, rellenas de chile con huevo o unos itacates de frijol. Cuando se acercaba la hora de recreo algunos niños le decían:

― ¿Ya es hora? ¿Ya mero?

― ¡Ya casi! o ¡Todavía falta, yo les digo!

―contestaba.

La maestra intrigada porque Victorino no tenía reloj, le preguntó cómo sabía que ya era la hora de jugar.

―El sol que se asoma por la ventana no ha llegado a la marca que puse en la pared.

― ¡Qué niño tan listo! ―pensó la maestra.

En otra ocasión la maestra prometió a los niños, que al día siguiente irían a recoger hojas de diferentes plantas a la parte de atrás de la escuela, era una ladera boscosa donde sólo podían llegar para casos muy especiales.

― ¡Maestra, maestra! dice Victorino que mañana no podemos ir.

― ¿Por qué no? ―preguntó la maestra contrariada.

― ¡Porque va a llover!

Disgustada la maestra protestó:

― ¿Y quién es Victorino para decirlo? ¿Es adivino? Ya sabemos que ahorita hay sol y al rato la niebla nos envuelve con su “chipi chipi”, pero eso de asegurar que mañana habrá mal día no es posible.

―Victorino dice que están barruntando las hormigas –contestó otro niño.

― ¿Qué están qué? ―preguntó asombrada la maestra.

―Barruntando las hormigas ―aclaró Victorino.

― ¿Y eso qué es?

―Pues salen de su hormiguero y van corre y corre por todos lados en desorden, porque viene el agua ―contestó el niño.

Efectivamente, al otro día amaneció lloviendo, la maestra comentó que Victorino era un niño muy observador, todos seguían buscándolo en el recreo.

(...)